lunes, 15 de septiembre de 2014

Carta a mi Hijo


Hola cariño:
Cuando leas esta carta ya estarás en el cielo, lejos de mama, pero cerca de mi corazón. 
Aun no puedo creer el viaje que emprendiste siendo tan pequeño, fuiste muy fuerte y muy valiente mi amor. 


Jamas te escuche un lamento, aunque si se que sufrías, nunca me reprochaste nada, ni las pastillas, ni los jarabes, ni los pinchazos, las pruebas o la espera interminable.
Se que yo no estuve a la altura, muchas veces te miraba y lloraba, tu no entendías por que y te acurrucabas a mi dándome besitos y secando mis lágrimas, tenia que haberte besado mas, haberte abrazado y acurrucado mas, pero te miraba tus grandes ojos y me venia abajo. Pero se que tu no me lo tenias en cuenta, cuando te encontrabas con ánimos me buscabas para abrazarme fuerte y por eso te doy las gracias. 


El sábado fuiste muy valiente. Me diste un beso y entraste en la jaula donde sabias que dormirías eternamente, pero no lo dudaste, te bajaste de mis brazos, saltaste dentro, me miraste con cariño y cerraste los ojitos para no abrirlos mas, estabas cansado, lo se, se notaba, era difícil luchar cuando sabes que no hay cura. Pero ya estas bien, estas sano, con tu hermana que te va a cuidar y que te adora.

Esperame, algún día volveremos a estar juntos, los dos, para jugar al pilla pilla, a saltar uno encima del otro y para comernos a besos que era lo que mas te gustaba. 


Jamas voy a olvidar tus bocaitos por las noches y tu costumbre de despertarme a las 6 para darte las chuches, nada sera igual sin ti mi amor, nada sera lo mismo.
Pero se que esto no acaba aquí, estoy segura que lo que te pedí lo vas a cumplir, se que vendrás cada noche a mis sueños y que vendrás con tus preciosas alas blancas, si, el cielo a ganado otro ángel, mi arcángel protector, Orión.

 Bueno mi amor, disfruta de tu nueva vida allá donde estés y recuerda que mama y papa te querrán eternamente.


A mi precioso hijo, Orión. Por que en este mundo seres como tu son lo que hacen sentirse felices con poco. Gracias por estos dos años y te prometo que pronto salvaremos otra vida en tu honor, por que ningún animalito este nunca solo.

Tu mama que te quiere...